Promover una experiencia de trabajo remota segura

¿Su empresa ya permite a los empleados usar dispositivos personales para acceder a plataformas corporativas?

Probablemente sí. Y esta es una buena práctica de negocios para aquellos que necesitan trabajar de forma remota, en una reunión en otro lugar o en un viaje de negocios.

Habilitar el acceso remoto es el primer paso para las empresas que desean unirse a la transformación digital.

Pero dado que la prevención es mejor quela cura, es importante guiar a los empleados sobre el uso adecuado de los dispositivos móviles.

En primera instancia, necesitaremos compartir con algunos consejos sencillos: (si es posible) utilice sola la computadora de la empresa al trabajar; no comparta el dispositivo con otras personas; evite que terceros vean datos confidenciales a través de prácticas como la navegación por hombro; evaluar cuidadosamente los correos electrónicos entrantes, validar remitentes y enlaces etc.

Sin embargo, aunque haya compartido las mejores prácticas con el empleado, es importante administrar el dispositivo remoto. Esta práctica promueve:

  • Seguridad: ya que ayuda a evitar la pérdida de datos y a obtener privilegios para las plataformas corporativas
  • Productividad: guía la rutina de trabajo del empleado fuera de la oficina.

¿Cómo promueve una experiencia de trabajo remota segura y productiva?

Obligar que todo el tráfico dirigido a su empresa pase a través de su firewall. En primer lugar, tener un firewall. Es una seguridad importante y eficiente. Al mediar el tráfico, el firewall filtra las solicitudes válidas y seguras según lo definido por su equipo de tecnología, protegiendo los sistemas corporativos. Además, este tipo de control le permite evaluar los tipos de solicitudes a su entorno, identificando comportamientos sospechosos de los usuarios y ofreciendo datos que ayudan a definir acciones para que pueda corregirlas.

Defina las categorías web a las que se puede acceder durante el horario de oficina. Muchas empresas puede que quieran enfocar el uso de Web 2.0 controlando qué aplicaciones en línea pueden acceder los empleados. Hacerlo es posible. Establezca sus filtros en términos de tiempo de permiso para aplicaciones optativas o destinos web que no sean cruciales para la rutina.

Aplique las reglas y modalidades de autenticación en los sistemas empresariales. Cree reglas estrictas de definición de contraseñas y combine diferentes factores de autenticación. Cuantas más capas de protección tengan acceso a sus sistemas, mayor será el nivel de protección de sus sistemas.

Asegure la comunicación cifrada. El uso de redes VPN es extremadamente relevante para los empleados en situaciones de trabajo remotas. Todo el acceso a los recursos corporativos debe ser asistido por una red VPN.

Pero vale la pena reforzar lo siguiente: tenga cuidado al seleccionar el servicio apropiado. Las VPN públicas pueden ser una opción arriesgada, ya que no hay garantías de privacidad, autenticación segura y cifrado en túneles de comunicación. Opte por las VPN asociadas con el firewall.

Defina perfiles, privilegios y red de segmentos. Cada usuario debe tener un permiso que se corresponda estrictamente a las necesidades de su rutina. Por lo tanto, garantizar diferentes niveles de privilegios impide que un trabajador tenga acceso a datos que no están dentro de su acceso.

Por otro lado, es importante segmentar la red de acuerdo con una política bien estructurada. Esto le permitirá priorizar los tipos de controles de seguridad por segmento y definir dónde debe almacenarse cada tipo de información.

Puede probar Blockbit Platform para promover una experiencia de trabajo remota segura para sus empleados. Echa un vistazo a nuestra demo ahora mismo.

Sugestões de leitura